OLOR A TRANSPIRACIÓN A PESAR DEL DESODORANTE: DEPENDE DE ENCONTRAR EL MOMENTO JUSTO

HAY DESODORANTES Y ANTITRANSPIRANTES CONTRA EL DESAGRADABLE OLOR CORPORAL. PERO, ¿QUÉ PASA SI A PESAR DEL DESODORANTE, EL OLOR A TRANSPIRACIÓN SE MANTIENE DE FORMA PERSISTENTE? ¿AYUDA EL DESODORANTE CONTRA EL SUDOR FUERTE?

La explicación simple: Si el olor a transpiración aparece a pesar del desodorante, con frecuencia, significa que lo has utilizado en el momento equivocado. Esto lo han constatado los científicos de la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis (IHHS). Es decir que depende de encontrar el momento justo.

EL DESODORANTE REDUCE EL DESAGRADABLE OLOR A TRANSPIRACIÓN

Para entenderlo es necesario primeramente ver las diferencias entre desodorante y antitranspirante. En realidad, el sudor es inodoro. A través del proceso de degradación de las bacterias en la piel el sudor desarrolla un olor. La función principal de un desodorante es, justamente, tapar esos olores. Los perfumes o los aceites aromáticos contenidos son los responsables de superponer el olor a transpiración. Además, las sustancias antimicrobianas reducen las bacterias que provocan el olor desagradable. Sin embargo, ningún desodorante puede bloquear la producción de sudor en sí.

EL ANTITRANSPIRANTE REDUCE LA PRODUCCIÓN DE SUDOR

Las sustancias antimicrobianas impiden la actividad de las glándulas sudoríparas en la cavidad axilar de dos formas. Por un lado, las sales de aluminio se ocupan de estrechar los canales sudoríparos, de forma tal que llega menos sudor a la superficie. Por otro lado, se forma una capa de proteínas sobre los canales que, de esta forma, quedan cerrados por un tiempo. De esta manera, las bacterias reciben muchos menos nutrientes de los que necesitan para el proceso de degradación, evitando así también el olor a transpiración. Para todas las personas que tienen la tendencia a una transpiración fuerte, un antitranspirante es la solución ideal.

 

SUDOR FUERTE A CAUSA DE UNA HIPERFUNCIÓN DE LOS NERVIOS

Pero ¿por qué transpiran algunas personas más que otras? Para las personas afectadas, el umbral en el que comienza la producción de sudor es mucho más bajo que en otras. Empiezan a transpirar más pronto y, a veces, también con más fuerza.

La culpa no es de que las glándulas sudoríparas sean más grandes ni que tengan más, sino una programación incorrecta en el cuerpo que provoca una hiperfunción del sistema nervioso vegetativo. Ese trastorno es congénito o heredado, pero su origen todavía no ha sido aclarado. Se supone que el problema radica en el equilibrio hormonal, dado que en estas personas la transpiración extrema comienza durante la pubertad. Es decir, en un momento en el que se produce un cambio hormonal.

 

CONTRA EL SUDOR: UTILIZAR EL ANTITRANSPIRANTE POR LA NOCHE

Quien a pesar del desodorante desarrolla olor a transpiración o suda demasiado, debería utilizar un antitranspirante antes de ir a dormir. Las sustancias antimicrobianas logran ser efectivas durante la noche. Prácticamente, la producción de sudor se reduce por la noche. Ni siquiera la ducha matinal puede impedir la eficacia del antitranspirante. Quien quiera podrá aplicarse después adicionalmente un desodorante si desea un aroma determinado.

No importa si se utiliza un desodorante o un antitranspirante: en general, es importante que la aplicación se realice sobre la piel limpia y seca. Hidrofugal tiene diferentes antitranspirantes para todas las necesidades que menguan el olor a transpiración e impiden la producción de sudor.

Si un antitranspirante no reduce el sudor fuerte ni el olor desagradable a pesar de ser utilizado correctamente, el origen podría ser una enfermedad.