TODO SOBRE EL SUDOR – POR QUÉ TRANSPIRAMOS Y QUÉ AYUDA A ACABAR CON ESO

EL SUDOR FUERTE ES UN PROBLEMA PARA MUCHAS PERSONAS. NOSOTROS ACLARAMOS POR QUÉ TRANSPIRAR EN REALIDAD ES VITAL, CÓMO SE PRODUCE EL OLOR A TRANSPIRACIÓN Y QUÉ SE PUEDE HACER EN SU CONTRA

Es un hecho: el sudor molesta. Seguramente, cada persona ya ha tenido en su vida una experiencia negativa con la humedad bajo las axilas y el olor a transpiración. Pero es absolutamente injusto que el sudor tenga mala reputación. Es incluso vital para nosotros.

¿POR QUÉ TRANSPIRAMOS EN REALIDAD?

En realidad, es muy sencillo: sin el sudor no podríamos sobrevivir, puesto que sirve para regular la temperatura corporal. Cuando se evapora en la piel enfría nuestro cuerpo y nos protege contra el peligroso sobrecalentamiento.

La gran parte del sudor se produce en las glándulas sudoríparas ecrinas. Éstas se encuentran en todo el cuerpo, es decir, por todas partes salvo en los labios y los ojos. Con mayor frecuencia están en las plantas de los pies, las palmas de la mano y las axilas. También en las corvas de la rodilla, los codos y la frente se puede encontrar una gran cantidad de glándulas sudoríparas ecrinas.

Transpirar fuertemente en situaciones especialmente calientes o estresantes puede ser una medida vital del cuerpo. Pero, a veces, también la ropa equivocada o la alimentación inadecuada son el origen de un sudor fuerte.

 

¿DE QUÉ SE COMPONE EL SUDOR?

El 99% del sudor se compone de agua. El resto, sobre todo, son electrolitos, lactato y aminoácidos así como urea y también pequeñas concentraciones de azúcar y ácido ascórbico. Por lo tanto, nos podemos preguntar por qué el sudor huele realmente...

 

¿POR QUÉ HUELE EL SUDOR?

Particularmente, el sudor ecrino es primeramente inodoro. Felizmente, puesto que de lo contrario, en la mayoría de los gimnasios olería mucho peor. Con el tiempo, la descomposición de las bacterias y hongos genera ácido butírico y ácido fórmico, que provocan el olor desagradable.

¿QUÉ DESENCADENA UN SUDOR FUERTE?

Dado que el sudor sirve fundamentalmente para regular la temperatura corporal, generalmente transpiramos de forma perceptible cuando tenemos calor. Sin embargo, para el calor existen muchas razones diferentes. Por un lado, las razones exteriores como el clima caluroso o la sauna. Por otro lado, la temperatura corporal también aumenta en el interior del cuerpo, por ejemplo, a causa del deporte, el estrés, la nerviosidad o también las enfermedades. Pero, a veces, también la ropa equivocada o una alimentación insana son el origen de un sudor fuerte.

TRANSPIRACIÓN EXCESIVA CON HIPERHIDROSIS

Pero a veces el sudor fuerte anuncia también enfermedades. Algunas personas transpiran de forma excesiva y, aparentemente sin razón y por largo tiempo. El origen de la sudoración fuerte puede ser hiperhidrosis.

Esta enfermedad provoca una sobreproducción de sudor. Las personas afectadas transpiran de forma excesiva y sin razones visibles, ni siquiera necesitan estar en una situación de estrés, practicar deporte o sentir calor. La transpiración exagerada no sólo afecta en la zona axilar, sino también en las palmas de la mano, en los pies y a veces en la cabeza.

Además de una transpiración excesiva, la hiperhidrosis se puede reconocer también por su fuerte olor a transpiración del que sufren los afectados. Los ataques de sudoración aparecen de forma esporádica y, muchas veces, la persona enferma siente vergüenza e incomodidad. Un dato tranquilizador: solamente del 1 al 2 por ciento de las personas en Alemania padecen de hiperhidrosis.

Independientemente de la hiperhidrosis, el sudor fuerte también puede ser un indicador de determinadas enfermedades o síntomas, por ejemplo:

  • Fiebre
  • Gripe
  • Estrés
  • Razones psíquicas como ataques de pánico
  • Hipertiroidismo
  • Sobrepeso
  • Hipoglucemia en los pacientes diabéticos
  • Anemia
  • Cáncer o un tumor
  • Infarto cardíaco

Felizmente, este tipo de ataques de transpiración extrema afecta a la mayoría de las personas solamente por poco tiempo y generalmente el origen es también sumamente inofensivo. Sin embargo, si siempre se repite, se debe hablar con el médico de cabecera.

¿QUÉ AYUDA CONTRA LOS ATAQUES DE SUDOR Y EL OLOR A TRANSPIRACIÓN?

Naturalmente, no se puede influir sobre algunos factores, pero hay algunas posibilidades sencillas para evitar el sudor fuerte o por lo menos, reducirlo:

  • Utilizar un antitranspirante. De esta forma se estrechan los poros de forma tal que se reduce casi totalmente el sudor y, finalmente, también se genera menos olor.
  • Ponerse la ropa correcta. Tiene que ser adecuada a la temperatura, ligera y amplia (para que no queden manchas en la tela) así como transpirable.
  • Evitar la comida picante. Con frecuencia, contiene capsaicina, que provoca una reacción al calor generando sudor fuerte.
  • Reducir el estrés. Mediante técnicas de relajación como meditación o entrenamiento autógeno no sólo se reduce el estrés, sino también la consecuente sudoración.

Con estos consejos y trucos podrás reducir el sudor fuerte y el olor desagradable a transpiración.